4 pasos para conocer a la audiencia perfecta para tu blog

0

¿Qué es lo que hace un blog exitoso?

Lo que vuelve exitoso a un blog son sus visitas, no solamente el número de estas, sino las personas que se han fidelizado con el blog y regresan una y otra vez a él para consumir la información que este contiene.

Entonces, un blog es exitoso cuando empieza a tener una audiencia fidelizada, aunque todavía el mismo no esté siendo monetizado aun, ya que ese sería una consecuencia de que estés trabajando en la fidelización de los lectores. Si en este momento no tienes un blog, pero tienes un tema en mente y estás pensando en crearte uno, sigue estas claves de Gananci para empezar tu blog con buen pie.

Una de las claves más importantes para que tu blog pueda tener resultados que llenen y hasta sobrepasen tus expectativas está el conocer a tu audiencia. Puede que pienses que tú quieres escribir para todo el mundo y así se incrementarían las visitas de tu sitio web. Sin embargo, ¿Has escuchado el refrán “ el que mucho abarca poco aprieta”? en este caso esa frase de la sabiduría popular aplica muy bien.

Es preferible que, en vez de tratar de abarcar los gustos de la mayoría de las personas, te centres en un nicho específico, así podrás conocerlo muy bien y enfocarte en satisfacer sus necesidades a través del contenido que tengas a bien proveer.

Algo que necesitas tomar en cuenta al momento de crearte un blog y también tendrá que ver con la audiencia a la que vas a dirigirte, es el hecho de escribir acerca de un tema sobre el cual además de tener conocimientos amplios, te sientas apasionado y te agrade mucho. De esta forma podrás mantener tu blog en el tiempo y el mismo no terminará abandonado como miles de blogs que están flotando en el universo web sin que sus fundadores se acuerden de ellos.

Cuando te agrada el tema que tocas en tu blog, no verás como una obligación actualizarlo, ni como una tarea el hecho de aprender más acerca del tema. Al contrario, será un placer para ti seguir aprendiendo y subiendo información a tu blog para compartirla con otras personas que tienen un nivel de agrado y pasión por el tema similar al tuyo.

Ahora ¿Cómo saber cuál es el tipo de audiencia que mejor recibiría tu blog? Esa es la pregunta del millón y la responderemos a través de los siguientes pasos:

1.- Crea un perfil. Cuando eliges el tema de tu blog, también necesitas pensar en la manera en que lo presentarás al público, será estilo personal, más técnico, desde tu experiencia, reuniendo información desde el punto de vistas de distintas personas, entre otros. Aquí es donde entra en juego tu creatividad, luego de esto debes pensar a qué personas les gustaría ese material que estás produciendo.

Piensa en tu audiencia como si fuera una sola persona y crea su perfil basándote en las respuestas de las siguientes preguntas:

¿En qué rango de edades se encuentra?

¿Cuál es su sexo?

¿Cuáles son sus gustos e intereses principales?

¿Cuál es su nivel educativo?

¿Qué tipo de lecturas o materiales suele consumir esta persona?

¿El material que busca esta persona es principalmente con fines educativos, informativos, recreativos o de entretenimiento?

¿Dónde vive esta persona?

¿En qué idioma se comunica mejor?

Una vez que tengas las respuestas de cada una de estas preguntas tendrás una mejor idea del perfil de tu audiencia. Al escribir con un tipo de persona en mente y sabiendo lo que disfruta, podrás ser mucho más asertivo al darle material que le agrade para fidelizarla con dicho contenido.

2.- Apóyate en Google Analytics. La tecnología te ofrece valiosas herramientas de las cuales echar mano. Con Google Analytics podrás ver una aproximación a lo que es tu audiencia de manera objetiva.

Solo basta con hacer clic en “Audiencia”, en el lado izquierdo de las opciones para que puedas ver el porcentaje de personas que visitan tu blog basándose en distintas variables. Esta opción es increíble porque puedes tener una intuición bastante desarrollada, pero estos datos son netamente objetivos.

Quizá creas que estás escribiendo para personas entre 18 y 25 años, pero luego, al consultar estos datos te das cuenta de que la mayoría de tus lectores están en el rango de 25 a 34 años. Con la información que te proporciona Google Analytics puedes hacer cambios al perfil que habías conformado previamente.

3.- Haz los ajustes necesarios. La audiencia evoluciona así que no tengas miedo de hacer cambios a la misma en caso de que sea requerido. Por esto también es importante que monitorees el desempeño del blog a través de las diversas aplicaciones que están disponibles con esa finalidad.

Si luego de varias semanas notas que la audiencia fluctúa demasiado con respecto al contenido que compartes, estudia cuáles son los posts que tienen mejor desempeño para que puedas compartir más de esos, ya que claramente son los que tienen mejor recepción por parte de la audiencia.

Ten presente que esto no ocurre de un día para otro y el único indicador no es la audiencia, también es importante el uso de palabras claves, la compatibilidad de tu sitio web con distintos dispositivos, el tiempo de carga y las estrategias que llevas a cabo para atraer mayor tráfico a tu blog.

4.- Sigue la línea. Una vez que conoces a tu audiencia y empiezas a ver que el contenido es cónsono con los gustos e intereses de esta, lo que necesitas hacer es transitar por esa misma línea sin salirte de ella.

Puede que un día te provoque escribir sobre alguna otra cosa que no tiene nada que ver con la personalidad de tu blog y podrías hacerlo, solo debes tener en cuenta que estarías rompiendo con la armonía que has construido, lo cual no es nada recomendable. Es por esta razón que algunos creadores de contenido tienen más de un blog.

Si tu meta es monetizar tu blog debes poner tus metas sobre tus gustos personales y enfocarte más en tu audiencia, que al fin y al cabo son los consumidores finales del contenido que produces.

Sobre el autor

Mi nombre es Lucas Sanchis Monsalve. Estoy especializado en la creación y desarrollo de estrategias de contenido para proyectos web y edición de vídeo para soportes multiples.

Copied!